Resiliencia (1) . No Resistencia

 

La palabra resiliencia se está convirtiendo poco a poco en un vocablo estrella. Es curioso que pocos saben todavía que significa y algunos ni cómo se escribe, pero cuándo lo explicas en su significado referido a la psicología cobra un sentido casi trascendental para muchas personas y pronto comienza a ser asumido, dados los tiempos que nos toca vivir. En este contexto, el término resiliencia se refiere a la capacidad de los sujetos para sobreponerse a periodos de dolor emocional y situaciones adversas.

Pero aplicado a nuestro entorno urbano, la resiliencia se aplica a la capacidad de una ciudad para reaccionar ante situaciones inesperadas, como desastres naturales o accidentes que, además de provocar graves situaciones de emergencias, podrían causar interrupciones en los servicios de la ciudad (transporte, electricidad, agua potable, alcantarillado, etc.). Esto se consigue gracias al aprendizaje, a la utilización de patrones establecidos para crear nuevos modelos no previstos y poder realizar simulaciones de escenarios ni tan siquiera contemplados. Básicamente, proponiendo procesos de Ciudad: procesos de evacuación, de cierre controlado de zonas de la ciudad, de coordinación de efectivos de seguridad, de refuerzo de servicios básicos (agua, luz, etc). Es aquí dónde la tecnología cobra un peso fundamental y dónde las empresas tienen mucho recorrido en cuanto a propuestas de valor.

Pero lo que no llego a entender es la gran confusión que algunas de estas empresas son capaces de generar. ¿Cómo es posible confundir de forma tan clamorosa resiliencia con resistencia, o quizás con contingencia? ¿Cómo es posible que incluso defiendan su argumentación reafirmando su propio desconocimiento o error de interpretación?

Una ciudad no es resiliente porque un sistema de gestión de un determinado servicio sea de alta disponibilidad. Una ciudad no es resiliente porque sus servicios de emergencia dispongan de un buen centro de atención de llamadas. Una ciudad no es resiliente sin que la propia ciudad sea capaz de generar sus propios procesos de resiliencia para sobreponerse a una situación de gran dificultad y, a todos los efectos, anormal y no prevista.

La resiliencia no es un servicio aislado. Es el conjunto de acciones coordinadas, ensayadas con anterioridad, basada en lecciones aprendidas de otras situaciones o simulaciones, con una alta dosis de innovación para aplicar modelos más eficientes y bajo la supervisión de un buen “entrenador”.

La resiliencia de mi ciudad está considerada como una prioridad. Forma parte de la visión estratégica. Y es considerada como un todo, no como una solución parcial orientada a unos servicios de emergencia, que siendo críticos e importante, no proponen ni generan “procesos de ciudad”.

Por favor ¡No confundamos resiliencia con resistencia o contingencia de un sistema o de una solución sea cual fuere. ¡Qué grave error de concepto y qué flaco favor le estamos haciendo a nuestras ciudades!

________________________________

(1) Curiosamente la palabra resiliencia no aparece en el diccionario Español de Word  y sí en el Catalán (resiliència).

DSCN1880 copia

Advertisements

One thought on “Resiliencia (1) . No Resistencia

  1. Reblogged this on Ricard González and commented:
    Estoy totalmente de acuerdo con nuestro socio experto en SmartCity. Si realmente queremos que nuestra ciudad sea un modelo en cuanto a SmartCity debemos hacer que el protagonista sea el ciudadano y promover el aprendizaje de estas actitudes! … El resto ya lo aportará la tecnología y los especialistas que lo rodean tanto a nivel técnico como funcional.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s